Download E-books SuperFreakonomics: Enfriamiento global, prostitutas patrioticas y por que los terroristas suicidas deberian contratar un seguro de vida PDF

By Steven D. Levitt, Stephen J. Dubner

Los angeles continuación del fenómeno Freakonomics, con más de four millones de copias vendidas

La economía trata sobre l. a. inflación, los tipos de interés y l. a. bolsa. Superfreakonomics habla de prostitutas, traficantes de droga y luchadores de sumo fracasados. Han sido cuatro años buscando no solo las preguntas más difíciles, sino las más sorprendentes: ¿Es más peligroso conducir borracho o caminar borracho? ¿Por qué se receta los angeles quimioterapia tan a menudo si es tan poco eficaz? ¿Puede un cambio de sexo elevar tu salario?

Superfreakonomics desafía nuestra manera de pensar, y explora el lado oculto de las cosas con preguntas como:

¿En qué se parece una prostituta al Papá Noel de unos grandes almacenes?
¿Por qué los médicos se lavan tan poco las manos?
¿Provocó los angeles televisión un incremento del crimen?
¿Cuán útiles son los cinturones de seguridad?
¿Podemos salvar el planeta comiendo canguro?

Levitt y Dubner combinan una gran inteligencia con los angeles capacidad para contar historias mejor que nadie, ya sea a l. a. hora de buscar una solución al calentamiento worldwide o explicar por qué el precio del sexo oral ha caído de manera tan radical. Al analizar cómo los angeles gente responde a los incentivos, muestran el mundo tal cual es: bueno, malo, feo, y finalmente, superfreaky.

Show description

Read Online or Download SuperFreakonomics: Enfriamiento global, prostitutas patrioticas y por que los terroristas suicidas deberian contratar un seguro de vida PDF

Similar Business books

Womenomics: Write Your Own Rules for Success

“A own, provocative, and demanding booklet for profession girls who wish much less guilt, extra existence. ”—Diane Sawyer Womenomics, the groundbreaking manhattan occasions bestseller via Claire Shipman and Katty Kay, is a useful advisor for this new release ladies, offer a professional suggestion on easy methods to “Work much less, in achieving extra, stay higher.

Know What Makes Them Tick: How to Successfully Negotiate Almost Any Situation

“Siegel indicates us easy methods to effectively navigate occasions that could come up at paintings, in the house, or in own relationships. extra, he indicates how, if the playing cards are performed correct, every body walks away a winner—an empowering feeling if ever there has been one. ” — Chris Gardner, writer of The Pursuit of Happyness and begin the place you're “Winners allure winners and clever leaders allure shrewdpermanent followers….

The Social Entrepreneur's Handbook: How to Start, Build, and Run a Business That Improves the World

Make the enterprise of society your online business nobody is familiar with the enterprise of social entrepreneurship greater than Rupert Scofield. Cofounder and president of FINCA International―a nonprofit microfinancing establishment with 7,000 staff serving 750,000 consumers in 21 countries―Scofield has been a social entrepreneur for forty years.

Red Thread Thinking: Weaving Together Connections for Brilliant Ideas and Profitable Innovation

Create services and products your shoppers cannot cross up--without the excessive price of improvement Debra Kaye explodes traditional brooding about innovation and gives an strategy that any one or any company can use to show the an important hyperlinks between observations, reports, proof, and emotions that at the floor don't look related--but are--to discover clean, significant insights.

Additional resources for SuperFreakonomics: Enfriamiento global, prostitutas patrioticas y por que los terroristas suicidas deberian contratar un seguro de vida

Show sample text content

Los angeles verdadera explicación, dijo, period el miedo. �Un montón de ellos iban a morir, ellos lo sabían, y encontraron razones para no llegar al objetivo». McNamara telló de esto al comandante en jefe, el notorio cabezota Curtis LeMay, que respondió pilotando el avión de mando en misiones de bombardeo y jurando someter a consejo de guerra a cualquier piloto que diera los angeles vuelta. l. a. tasa de operaciones fallidas, según McNamara, �descendió de l. a. noche a l. a. mañana». Después de l. a. guerra, l. a. Compañía Automovilística Ford pidió a McNamara y otros miembros de su unidad que aplicaran su magia estadística a los angeles industria del automóvil. McNamara quería regresar a Harvard, pero él y su mujer habían contraído enormes deudas médicas… precisamente por l. a. polio. Así que aceptó el empleo en l. a. Ford. Ascendió rápidamente en los angeles empresa, a pesar de que no period un �hombre del automóvil» en ninguno de los sentidos tradicionales. �En cambio —escribió más adelante un historiador— estaba absorbido por conceptos tan novedosos como los angeles seguridad, el ahorro de flamable y l. a. utilidad básica. » A McNamara le preocupaban en especial los muertos y heridos en accidentes de automóvil. Preguntó a los entendidos cuál period los angeles causa del problema. Había pocas estadísticas disponibles, le dijeron. Varios investigadores aeronáuticos de Cornell estaban intentando evitar muertes en accidentes aéreos, de modo que McNamara les encargó que investigaran los choques de automóvil. Ellos experimentaron envolviendo cráneos humanos en diferentes materiales y dejándolos caer por el hueco de l. a. escalera de los dormitorios de Cornell. outcomeó que los seres humanos no podían competir con los materiales empleados en el inside de los coches. �En un choque, el conductor quedaba muchas veces empalado en el volante —dijo McNamara—. El pasajero solía resultar herido porque chocaba contra el parabrisas, el marco o el salpicadero. McNamara ordenó que los nuevos modelos de Ford tuvieran un volante más seguro y un salpicadero acolchado. Pero se dio cuenta de que los angeles mejor solución period también l. a. más easy. En lugar de preocuparse por dónde chocaría los angeles cabeza de un pasajero cuando saliera lanzado en un accidente, �no sería mejor impedir que saliera lanzado? McNamara sabía que los aviones tenían cinturones de seguridad. �Por qué no los coches? �Calculé el número de muertes que evitaríamos cada año, y period muy alto —dijo—. Esto no costaba prácticamente nada, y no period nada difícil ponerlos. » McNamara hizo que todos los coches de l. a. empresa Ford se equiparan con cinturones de seguridad. �Volé a visitar una planta de montaje en Texas —recuerda—. El gerente vino a recibirme al avión. Me abroché el cinturón de seguridad y él dijo: “¿Qué pasa, le da miedo cómo conduzco? ”. » Aquel gerente, según se comprobó, reflejaba una actitud muy extendida acerca de los cinturones de seguridad. Los jefes de McNamara los veían como algo �incómodo, costoso y una absoluta tontería», cube. Aun así, siguieron su consejo y pusieron cinturones de seguridad en los nuevos modelos de Ford.

Rated 4.36 of 5 – based on 18 votes